¿Cómo crear una marca exitosa?

Lo más importante de la existencia de una marca es la huella que deja en el consumidor, cómo la percibe, qué beneficios puede obtener de ella… Si las respuestas a estas preguntas son positivas, algo estás haciendo bien en el branding de tu marca.

El branding

Es el proceso de construcción, ya sea de tu marca personal o de tu negocio, en el que le das vida y forma a través de un conjunto de acciones que definen la actividad y la identidad de marca. Para llevar a cabo este proceso es importante tener claros algunos conceptos. En el caso de querer embarcarte en la creación de tu propia marca, debes saber qué es el personal branding y cómo trabajarlo. Se trata del proceso de gestión de nuestro propio perfil como marca, nuestra propuesta de valor personal. Por otro lado, las empresas también necesitan trabajar el branding corporativo para posicionar su marca frente a la competencia e influir en la decisión del cliente para que la elija.

Para definir las acciones adecuadas en el branding de tu marca  es imprescindible establecer una estrategia que vincule tus objetivos con las necesidades del cliente. Todo tiene que girar en base a una propuesta de valor que se elabora reflexionando sobre tu identidad, tu visión empresarial y la del mercado. ¿Para qué? Para convertir tu producto en líder y seguir trabajando para mantener en el tiempo el éxito de tu negocio.

Antes de nada…

¿Cuál es el propósito de tu marca para existir?

Esta es la primera incógnita que tienes que resolver para crear una estrategia y ofrecer un producto o servicio. Para que tu público confíe en lo que haces, debes identificar primero qué es lo que te hace diferente respecto a tu competencia en lo que estás ofreciendo y consolidar esas cualidades que hacen única a tu marca para luego reflejarlas en tus acciones con el exterior.

¿Quién es tu público objetivo?

Debes investigar cuáles son las características de las personas a las que se dirige tu marca, cómo se comportan, cuáles son sus gustos…Conocer el perfil del público objetivo te ayudará a crear un servicio o producto que se ajuste lo máximo posible a sus necesidades.

¿Cómo vas a representar tu marca?

La identidad visual

Es de los conceptos más importantes. El logo es el primer elemento visual que nos conecta con el cliente y la primera información que recibe de nosotros. ¿Qué opinión queremos generar con nuestro logo y cómo hacerlo? Podríamos decir que el logotipo es la marca de tu marca. Es la prenda con la que va vestida y lo primero que el exterior puede ver de ella. Por eso a la hora de hacer su diseño tenemos que tener en cuenta que, como las apariencias engañan, el logotipo debe ser lo más fiel posible al significado real de la identidad de tu marca y transmitir los valores con los que se siente reconocida. No cualquier tipo de logo sirve para representarla, tienes que descubrir qué tipos existen y cuál se adapta mejor a la personalidad de la marca.

Gestión de la marca en el tiempo

Tu marca está construida y parece que todo va viento en popa, pero nadie está a salvo de sufrir una crisis. Es imprescindible crear un plan de gestión y control que siga la evolución de la marca en el tiempo con el objetivo de medir resultados, corregir errores, identificar opiniones, mitigar riesgos, evaluar acciones…Para ello, tendremos que elegir los indicadores (KPI’s) y las métricas más adecuadas para medir nuestros objetivos de marca.