Buscar Cerrar

Buscar

logotipos-microsoft-windows-estudio-diseno-zaragoza

Tipos y estilos de logos – Ejemplos para tomar ideas

Cuando nos disponemos a pensar en el logotipo de nuestra empresa, buscamos referencias, ejemplos u otros negocios de nuestro mismo sector donde poder encontrar ideas e inspiración para encontrar nuestro distintivo perfecto.

En este post te vamos a hablar y enseñar los distintos estilos de logos, y una muestra de ellos para ayudarte a encontrar lo que estás buscando para tu marca.

Logotipo tipográfico multidiseño

Los logos tipográficos son muy comunes, los podemos encontrar formados por una fuente concreta y con uno o varios colores corporativos, todo esto conformará la imagen del negocio. Y a grandes rasgos, lo más importante es que tenga personalidad.

Este tipo de logos los podríamos dividir en dos sub-categorías:

Logotipo clásico o Wordmark

Estos están formados únicamente por texto –como son nombres de compañías, monogramas o iniciales de la marca

La ventaja principal de este estilo es, que ya lo estás diciendo todo, tus clientes y cualquier consumidor sabrá como te llamas.

Isologotipo

Los encontramos formados por palabras e imágenes componiendo una única estructura.

En este caso, la composición que podemos encontrar pueden ser la emparejación de una letra concreta de tu marca con una mascota, monograma, forma abstracta, o en definitiva algo que defina tu sector.

La versatilidad que encontramos con este tipo de logos es que entramos en un abanico de versatilidad mucho más amplio.

Gracias a los símbolos, carácteres y letras podremos obtener una resolución distinta cada vez, eventualmente y para adaptar la marca a diferentes soportes, se podrán separar texto de imagen y aun así la marca mantendrá ese carácter diferenciador.

Logos flat o de diseño plano

Para conocer el diseño plano (o flat design) y así implementarlo en nuestro branding, o modernizarnos, tenemos que tener en cuenta cómo nació: todo esto surgió con una actualización de Microsoft Windows en el que se decidió dar una vuelta y volver a lo anterior, eliminar las texturas, degradados y fondos… Terminando así la etapa realista en la que nos encontrábamos, y optimizando con colores planos y una imagen limpia y minimalista.

Ahora bien, ¿Por qué logotipos flat?

Apple es el ejemplo claro de la fama de este estilo, desde 1999 llevan usándolo de su tan conocida manzana, y a su vez y con la llegada de las nuevas versiones de IOS, este estilo plano se fue adaptando a la iconografía del terminal.

A raíz de todo esto, cada vez más marcas decidieron dar el paso a realizar el rediseño para que su marca pasara a tener un estilo más moderno.

Las ventajas son notorias, gracias a la simplicidad y minimalismo del diseño, generamos una sobriedad dotando así a la marca de lo imprescindible, obviando todo lo demás. La impresión se vuelve más sencilla, pudiendo usar colores más llamativos o con más tonalidades.

Logotipos abstractos

Las formas pueden ser flexibles sin perder la sintonía con los elementos que la componen. Seguro que alguna vez os habéis encontrado en la situación de ver un cuadro, ilustración o logotipo al que no le encontráis un sentido principal, a decir verdad, podéis llegar a imaginar desde vuestro punto de vista la intención que el artista quiere darle.

En este caso es similar, hay momentos en los que al ver un logotipo vemos algo desordenado o algo que, de primeras no tiene una lógica, pero al final se le acaba encontrando y lo acabamos recordando como luego os contaremos sobre los logotipos identificativos.

Logos 3D

Como os comentábamos un poco más arriba y siguiendo el mismo hilo, existen (o existían) logotipos en los que se hacía notar que tenían una tridimensionalidad, estos logotipos a día de hoy parecen más bien ilustraciones.

Uno de los ejemplos más notorios se puede ver en las grandes marcas, todas han pasado por tener logotipos con mil colores, sombras y texturas que les hacían parecer algo más.

Actualmente este estilo está bastante desbancado, con el tiempo nos hemos dado cuenta de la importancia de mostrar más con menos, no necesitamos hacer que la marca de movistar sea esa amalgama de colores y tonos, con una simple M plana conseguimos trasmitir lo mismo, y sin parecer unos anticuados.

También podemos decir y esto es verdad que todo cambia, y todo (o casi todo) vuelve, lo podemos ver, en los iconos de los programas de Microsoft Office, pasaron por todos estos procesos, formas muy definidas y con muchos tonos, después formas planas y de vuelta a un estilo 3D (Eso sí, no tan llamativo como antaño).

Antiguo
Evolución
Actual
Antiguo
Actual

Logo Firma

Otro de los grandes estilos usados en el mundo del diseño gráfico es el estilo firma, al pensar en él siempre nos lleva a identificarlo con la alta gama, el tope, calidad, lo premium…

Algunos de los ejemplos principales que se nos vienen a la cabeza son Walt Disney, Pepe Jeans, Tommy Hilfiger, Cartier… Con los cuales podemos llegar a apreciar un cierto nivel y alto standing.  A decir verdad, gracias a la atmósfera en las que estas marcas se encuentran también nos ayudan a diferenciarlas o tenerlas como lujosas.

Sin embargo, hay que tener cuidado ya que en ocasiones el exceso y el recargo que una tipografía de carácter manuscrita o la vectorización y optimización de una firma real puede llegar a complicarse visualmente. Hay que saber escoger bien para poder hacer una imagen de marca de calidad que denote ese “premium” y no un resultado final parecido al garabato de un niño. Cierto es que muchas marcas se han ido acomodando a los estilos actuales y han decidido darle una vuelta de hoja y mostrar una tipografía de palo seco seria.

Logotipo identificativo

Generar y conseguir que nuestro logotipo tenga un elemento identificativo es de las cosas que más ayudarán a tu marca a crecer, esto hará que el público que lo vea sepa directamente de que tipo de negocio se trata. Burguer King tiene una hamburguersa, Quiksilver una montaña con una ola, esto les identifica rápidamente con el sector al que se dedican. Este elemento tiene que funcionar, no debemos recargar (cómo ya decíamos antes) la marca, debido a que podríamos conseguir todo lo contrario a lo que estamos buscando.